Músics en residènciaTiempo de lectura: 4'

Hace unos cuantos días recibí un correo electrónico de Patricia, que me invitaba a conocer el festival ‘Músics en residència‘. A mi me sonaba de lejos así que me picó la curiosidad y busqué qué era exactamente. ¡Este año me sonará de cerca!

Durante los últimos quince días he vuelto a estar especialmente ocupado y no he podido escribir demasiado: viajé a Bélgica para hacer una comunicación en el simposio de la Asociación Internacional de la Trompa (IHS), he hecho un concierto con la Orquestra Barroca Catalana al lado de casa y también he estado preparando los últimos detalles del viaje que sigue el exilio de Casals en Prada de Conflent. Y todo eso además de la actividad habitual, que no es poca.

Pero he encontrado un momento, antes de hacer una poco de vacaciones de verdad (¡no por falta de tiempo!), para escribir este artículo, que es una poco diferente de los habituales. Porque ya sabéis que muchos temas van surgiendo de las conversaciones que tengo en el día a día con amigos y conocidos. Cuestiones que van apareciendo, así sin pensar. Y esta vez, como os decía, me han invitado a hablar de una iniciativa concreta.

Había oído alguna cosa de este festival de cámara que se celebra en Alella, pero no Io he visitado nunca. En esta edición cumplen 10 años ¡y yo sin enterarme! Así que he decidido que esta vez voy a verlo y que os hablaré de qué es.Haz click para twittear

Había oído alguna cosa del festival de cámara que se celebra en Alella, pero no Io he visitado nunca. En esta edición cumplen 10 años ¡y yo sin enterarme! Así que he decidido que esta vez voy a verlo y que os hablaré de qué es, porque la propuesta es interesantísima, no sólo a nivel musical: la filosofía de lo que hacen es digna de ser conocida y sólo llegar al décimo aniversario ya es motivo suficiente de celebración. Vamos por partes.

Una de las particularidades de este festival es que el título es literal: un grupo de músicos vive durante una semana en casa de la gente del pueblo y durante este tiempo ensayan juntos y acaban ofreciendo conciertos, en formato de cámara. En esta edición son una veintena de intérpretes (porque el último programa es más grande de lo habitual), con un listado de nombres impresionante: ya sabéis que soy trompista y tan sólo ver a José Vicente Castelló es ya motivo suficiente de de celebración.

Otra de las cosas interesantes es que durante los días que dura el festival, estos ensayos que van haciendo los músicos son abiertos. Es decir que desde mañana mismo podéis asistir a les sesiones de trabajo y ver qué hacen los músicos cuando preparan una pieza:

Ya os digo yo que eso no pasa muy a menudo. Ver cómo se desarrolla un ensayo es una experiencia muy diferente a la de un concierto: se puede ver todavía más de cerca a los músicos en acción, puedes descubrir más profundamente qué hay en el interior de las piezas que tocan y puedes aprender muchísimo de la música y del oficio de músico.

Ah, si hacéis clic en la imagen anterior veréis todo el programa de ensayos y conciertos en grande. Y si queréis saber cuáles son las actuaciones y las obras en detalle, podéis visitar la web del festival y descargad el librito con toda la información.

Los cuatro conciertos son muy diversos, tanto por lo que respecta a la plantilla (desde dúos de cuerdas hasta una orquesta de cámara con voz) como por los compositores (de Bach a autores del siglo XX). Allá va un resumen muy rápido:

  • jueves 18 de julio, a las 21.00h: 8 cuerdas y 2 arcos, con una variadísima propuesta de dúos de cuerdas.
  • sábado 20 de julio a las 21.00h: Bach, 10 años de Músics en residència, con un par de conciertos de Bach y la famosa Suite en si menor.
  • lunes 22 de julio, a las 21.00h: Romanticismos, música de Schumann, Brahms y Juon. Desde dúos hasta sexteto, con vientos, cuerdas y piano. ¡Imprescindible!
  • miércoles 24 de julio, a las 21.00h: ​El canto de la tierra, versión de la obra de Mahler arreglada para conjunto de cámara por Arnold Schoenberg y Reiner Rihm. Ah, hay una charla previa sobre la ciudad de Viena como centro musical europeo, a cargo de Josep Casals, filósofo y doctor en historia del arte, a las 20.00h

Todos los conciertos son en el Espai d’Arts Escèniques Casal d’Alella y podéis comprar las entrades a través de la misma web del festival.

 

BONUS TRACK | He hecho mi lista de favotiros. No us perdáis el Lamento para dos violas de Frank Bridge del primer día y, per encima de todo, no faltéis al Trio para violí, trompa y piano de Brahms del lunes 22 de julio. Ah, ¡las entradas para el último concierto ya se han agotado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir