Reutilización, parodia, homenaje, cita y plagio (2)Tiempo de lectura: 2'

Continuamos con la serie de artículos sobre las diferentes maneras de reutilizar materiales musicales diversos. Coincidiendo con la charla previa de Històries Elèctriques, hacemos un triple salto mortal para ver como el maestro del reciclaje Bach es también reciclado.

Y es que el interés en la música de Johann Sebastian Bach ha provocado a lo largo de la historia continuas revisiones, revisitaciones y reinterpretaciones. De Mendelssohn a Webern, de Schumann a Schoenberg. Y más allá.

Se ha tocado con todo tipo de instrumentos: desde los más antiguos a los más modernos, se ha actualizado su escritura, se ha instrumentado y se ha reinstrumentado.

Ha inspirado nuevas creaciones como Die Stille vor Bach de Pere Portabella, La pantera imperial de Carles Santos o el After Bach de Brad Mehldau, entre muchísimos otras.

Seguro que habéis probado el último doodle de Google para celebrar el reciente cumpleaños de Bach, que ha cautivado a todos por su capacidad de bachializar cualquier melodía (o casi…) a través de la inteligencia artificial. ¡incluso los ordenadores han estudiado su contrapunto!

El interés en la música de Johann Sebastian Bach ha provocado a lo largo de la historia continuas revisiones, revisitaciones y reinterpretaciones. De Mendelssohn a Webern, de Schumann a Schoenberg. Y más allá.Haz click para twittear

Pero, sin ninguna duda, el gran éxito de Bach (en el reciente mundo de la discografía) fue el álbum que Wendy Carlos (antes conocida como Walter) grabó interpretando partituras del músico de Eisenach con los nuevos sintetizadores inventados en los EEUU: Switched-On Bach. Una música que a finales de los 1960 superaba entonces los doscientos años y que disfrutó de un enésimo renacimiento, un boom enorme. El éxito fue ser brutal: disco de platino y top10 de la Billboard (y más, si leéis el artículo de la wikipedia…).

Wendy continúa viva (al menos en el momento de escribir estas líneas) y es muy celosa de sus derechos de autora, así que es imposible encontrar alguna de sus versiones originales en Youtube.

Así que, para que os hagáis una idea, allá va la presentación que Leonard Bernstein hizo de un sintetizador con música de Bach en uno de los Young People’s Concerts. La realización televisiva no tiene pérdida:

BONUS TRACK | Vaya por delante que esta es una de las bonus track más friquis que he compartido hasta ara: Luis Cobos, Johann Sebastian Bach y Wendy Carlos en Muchachada Nui. Sin embargo, el rigor histórico es de un nivel espectacular: ¡BRA-VO! Si tenéis 10 minutos, pocos prejuicios y ningún sentido del ridículo (o aquello que llaman «vergüenza ajena»), ¡adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir