Reutilización, parodia, homenaje, cita y plagio (1)Tiempo de lectura: 2'

Cuando mi colega Gerard me engañó para tocar con él la Cantata núm. 213 de Bach me dijo: «Es igual que el Oratorio de Navidad«. Tenía razón en una cosa: es (casi) idéntica. Pero se equivocaba en otra: es el Oratorio de Navidad el que se parece a la Cantata núm. 213.

De nuevo en casa, entre el último concierto y la próxima cita con la Chapelle Rhénane, tengo un rato para escribir inspirado en la obra que me ha ocupado las últimas semanas (no sólo en los conciertos y en los ensayos sino ¡preparándola!). Así que este artículo va de las cosas que me ha recordado y de las que he aprendido con ella.

Porque la Cantata núm. 213, una cantata (extrañamente) profana de Johann Sebastian Bach, es una de las muchas piezas que recicló. En los próximos días, os hablaré de las diferentes maneras de utilizar material musical (propio o ajeno) con unos cuantos casos de ejemplo. De hecho, Bach es un compositor paradigmático en estos múltiples fenómenos de la reutilización. En el caso de coger tanto música propia como de otros.

Hacia la década de 1730, pasados los 40 años, Bach comenzó a reaprovechar piezas propias para escribir otras. Todavía no se ha descubierto el motivo exacto…

En los próximos días, os hablaré de las diferentes maneras de utilizar material musical (propio o ajeno) con unos cuantos casos de ejemplo. De hecho, Bach es un compositor paradigmático en estos múltiples fenómenos de la reutilización, tanto de música propia como de otros.Haz click para twittear

Por lo que respecta a la cantata que nos ocupa, la escribió para el príncipe de Sajonia Friedrich Christian (de hecho, menciona su nombre en el coro final). El primer verso es «Laßt uns sorgen, laßt uns wachen», una cosa así como: «Cuidemos y vigilemos».

La música (y el texto) explica al jovencito Friedrich, que celebraba la fiesta de cumpleaños de sus 11 añitos (por tanto, era un principito), la difícil decisión de Hércules, que se encuentra en la encrucijada de dos caminos: el primero es una senda llena de dificultades que conduce a la virtud; el segundo, es fácil y plano y lleva al placer. Una especie de Barrio Sésamo para nobles del siglo XVIII. No hago espóilers…

El primer coro de la Cantata núm. 213 suena así:

En el caso del Oratorio de Navidad BWV 248, en concreto la cuarta cantata, empieza también con un coro, que dice «Fallt mit Danken, fallt mit Loben», que traducido es «¡Postraos agradecidos, postraos con alabanzas».
Y no os sorprenderá a estas alturas si suena así:

Pues no, Bach no se complicó mucho la vida… Bien, evidentemente hay reelaboraciones y reinstrumentaciones, y también material nuevo, pero así queda este primer coro de la Cantata núm. 213/Oratorio de Navidad.

Seguiremos hablando de estas músicas y persiguiendo la copia como un inspector de la SGAE.

BONUS TRACK | Este bonus track es para trompistas. Mirad la parte de Corno da caccia 1 y de Corno da caccia 2 (trompas 1 y 2) del Oratorio de Navidad. Eso no esté en el Probespiel… ¿Qué hacéis todavía leyendo esto? ¡Id a estudiar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir