Directores en acción (1): Simon Rattle vs Karl BöhmTiempo de lectura: 3'

Séptima de Beethoven. Trompas. Karl Böhm. 18 segundos de vídeo.

Iniciamos una nueva serie, llamada ‘Directores en acción‘. Es un repaso a los grandes (y pequeños) directores de todos los tiempos, desde que se inventaron (los directores, se supone).

Destacamos algunos de los mejores momentos o, como en este caso, quizá no los mejores de todos. Con la buena voluntad de entender qué hacen estos personajes con un palo en la mano delante de la orquesta. ¿Os habéis preguntado alguna vez qué hace un director? ¿Qué provoca que los mismos músicos suenen de una manera o de otra? Allá va un primer ejemplo: Simon Rattle vs Karl Böhm.

Ah, os hago una confesión: soy trompista. Así que este primer artículo sobre directores está totalmente condicionado por la experiencia con mi instrumento. Es una herramienta difícil, con una literatura muy amplia y plagada de complejidades que siempre requiere una atención especial por parte de los directores. ¿¡Qué os he de explicar, si escribí una tesi doctoral sobre eso!?

¿Os habéis preguntado alguna vez qué hace un director? ¿Qué provoca que los mismos músicos suenen de una manera o de otra? Allá va un primer ejemplo: Simon Rattle vs Karl BöhmHaz click para twittear

Bien, pues esta primera entrega sobre directores es, como decíamos, doble. Es un cara a cara entre dos directores, de dos generaciones bien diferentes y con una visión sobre el delicado mundo del trompista diametralmente opuesta. Juzgad vosotros mismos…

A la izquierda, uno de los directores más reputados actualmente, Simon Rattle (1955-). Acaba de despedirse de la Orquesta Filarmónica de Berlín y hace tan sólo unos días anunció la apertura de una academia musical gratuita para jóvenes talentos.

A la derecha, Karl Böhm (1894-1981), que es lo que los estudiosos denominan un director histórico. Dirigió la Orquesta Filarmónica de Viena y diferentes teatros de ópera alemanes durante muchísimos años. También fue director musical del Festival de Bayreuth (sí, el de Wagner). La siempre fiable Wikipedia afirma rotundamente que fue «considerado universalmente como uno de los mejores directores del mundo, de su época«.

 

Round 1. Fight!

Sobre el tema de las trompas, Rattle dijo:

«[…] nunca mires directamente a un trompista. Esta es una de las reglas de verdad. Simplemente no lo hagas. Son especialistas [N. del T.: dobles de acción]. Tú no miras a los ojos a un especialista justo antes de jugarse la vida. Es totalmente cierto.
Tampoco le dices a un trompista que tocó excelentemente la última vez justo antes de un concierto. Ves aquella mirada. Te miran y siempre piensan: ‘podría morir ahora’. Y sabes que hay alguna otra cosa tras sus ojos. De verdad. Así que debes dejarlos hacer lo más difícil, sin molestarlos demasiado.
«

[Entrevista a la revista The Arts Desk]

 

¿Queréis saber qué opinaba Böhm de los trompistas? Pues confesaba que:

«[…] ahora que soy mayor y más sabio, he aprendido también que las trompas siempre acaban por desafinar. Lo cual no impide que me enfade sobremanera (dentro de una cierta moderación) y que me sea difícil dormir después de representaciones en las que ocurren tales cosas. Me sigo preguntando por qué desafinan. ¡Por lo que parece, están obligadas a hacerlo! […]
Cuando era más joven, reaccionaba muy mal ante las desafinaciones. Incluso me quedaba mirando a un músico que había desafinado durante, bueno, horas sería una exageración, pero durante un buen rato. ¿Y qué ganaba con eso? Se ponía aún más nervioso y, en el siguiente pasaje difícil, ¡desafinaba otra vez!»

[Helena Matheopoulos, Los grandes directores de orquesta:
entienda y disfrute de la música como nunca
]

 

¿Resultado? No pestañeéis, que os lo perderéis (y subid el volumen antes):

Volved a darle al play

 

Y si queréis ampliar un poco más vuestro conocimiento sobre Böhm, no dejéis de mirar este vídeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir